Buenos Aires - - Lunes 23 De Noviembre

Home Gastronomía Un rincón donde el tiempo se detuvo

Un rincón donde el tiempo se detuvo

En Villa Gesell, hay un espacio mágico que no podés dejar de conocer: El Viejo Hobbit. Cerveza artesanal, picadas y fondue en un entorno diferente.

Gastronomía

En tiempos de Internet, redes sociales y sobreinformación, la publicidad del boca en boca sigue siendo la más confiable. Cuando alguien te dice que tenés que conocer un lugar, en general, después no te arrepentís de haber ido. Eso es lo que sucede con El Viejo Hobbit, un lugar lleno de magia ubicado en una calle cualquiera de Villa Gesell (Buenos Aires).

El Viejo Hobbit no está en la avenida principal ni tiene grandes carteles que lo señalen. Está en medio de un barrio de casas donde podría pasar totalmente desapercibido. Pero no: está siempre lleno y solo se puede acceder con reserva previa. Es que el lugar tiene algo entre simple y perfecto que es bastante difícil de describir.

Buena cerveza artesanal (que no es lo que sucede en la mayoría de los casos), picadas y fondeu son sus especialidades. Y son realmente buenos en eso. Pero, además, la atmósfera es de cuento. La casa imita las de los hobbits de Tolkien y el resto del ambiente acompaña: la música, la vestimenta de los mozos, la amabilidad. De El Viejo Hobbit salís con la panza llena y el corazón contento, literalmente.

La historia

En 1996, Geraldine y Juan Pablo decidieron darle forma a su sueño. Comenzaron vendiendo quesos artesanales al corte y, al año siguiente, luego de algunas reformas, empezaron a servir tablas de quesos y fiambres, fondues y té con tortas. En junio de 2002, llegaría el siguiente paso: encendieron por primera vez las calderas para cocinar la primera partida de la cerveza "El Viejo Hobbit". La buena fama que supieron ganarse hizo el resto.

Cultivamos la hospitalidad hobbit y ofrecemos, en nuestro pequeño reducto, cosas que el mundo moderno parece haber perdido: la simpleza de disfrutar de una copa de vino y un trozo de queso, o una fondue de queso o chocolate, en un entorno de durmientes de quebracho y viejas piedras. La música celta aleja a los comensales del siglo veintiuno y les da la sensación de estar en el medioevo. El Viejo Hobbit es para aquellos que quieren descubrir la magia de un rincón donde el tiempo se detuvo.

¿Dónde?

Avenida 8 N° 1165 (entre Paseos 111 y 112), Villa Gesell, Buenos Aires.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Fecha de Publicación: 16/06/2020

Compartir
Califica este artículo:

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Gastronomía
El-Café-Tokio-Norte Café Tokio: un viaje en el tiempo

El Café Tokio Norte es una joyita perdida en el microcentro santafesino. Entrás y atravesás un porta...

Argentina
La Orquesta Sinfónica de los Neuquinos deleita desde la pantalla ¡Que suene la orquesta!

La Orquesta Sinfónica de Neuquén se reunió a través de la pantalla para deleitarnos con su música mi...

Artículos


Bizco Todo lo que necesitás hoy es un bizcochuelo Autor: gsaavedra

Alto, húmedo y esponjoso, un bizcochuelo casero te puede cambiar el día. ¿No lo creés? Te dejamos esta receta para que lo compruebes por vos mismo.

Tomaticán Tomaticán: el plato insignia de San Juan Autor: Lsilva

Muy popular en verano, aunque se deja comer en todos climas, el tomaticán tiene una larga historia entre los habitantes sanjuaninos.

Que-sea-sangre Que sea sangre Autor: Enacevich

Te contamos cómo se trabaja y cuál es la realidad de las pequeñas bodegas familiares en Mendoza. La particular historia detrás de “Que sea sangre”.

_cornalitos-fritos Manjar del mar Autor: gsaavedra

Los cornalitos fritos son un plato versátil que sirve de entrada, de plato principal o como parte de una hermosa picada. ¿Los preparamos?

Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades